Descubra cómo funcionan los comparadores de precios en Perú

Los comparadores de precios hacen exactamente lo que su nombre indica: comparar el precio de bienes y servicios de una variedad de empresas. Esto le permite asegurarse de obtener una oferta que se adapte a usted al mejor precio. Sin embargo, encontrar la mejor oferta no siempre es tan simple como parece. 

A continuación, explicamos cómo funcionan los sitios de comparación de precios, cómo utilizarlos de forma eficaz y las trampas a tener en cuenta. 

¿Qué son los sitios de comparación de precios? 

Existen sitios de comparación de precios para una gran cantidad de artículos de consumo y productos financieros. Estos sitios web le permiten obtener precios de una variedad de empresas de un solo golpe. Esto significa que puede realizar consultas rápidas sobre lo que se ofrece en el mercado sin tener que completar visitar muchos establecimientos o sitios web de comercio electrónico

Uso de un sitio web de comparación de precios: conceptos básicos 

Algunos sitios de comparación de precios le permiten buscar productos a través de simples tablas de «mejor compra». Otros le hacen preguntas sobre sus preferencias y datos personales, y luego le brindan resultados personalizados. 

Ningún sitio de comparación de precios rastrea absolutamente todo el mercado en busca de los mejores productos en cada categoría, aunque plataformas como Prixtips tienen miles de referencias y es un excelente punto de partida que ahorra mucho tiempo, además de desplazamientos innecesarios. 

Además, los comparadores de precios son neutrales y presentarán en sus las ofertas más adecuadas para cada usuario. Para comparar productos de empresas que no están incluidas a sitios de comparación, deberá obtener los precios directamente de ellos.  Esto no debería tomar más de unos minutos por empresa y bien podría valer la pena el esfuerzo. 

Aunque lleva más tiempo navegar por comparadores de precios y comprobar lo que ofrecen las empresas «independientes», esta es la mejor manera de asegurarse de encontrar la oferta más adecuada.

Hay que señalar que debido a la creciente popularidad de los comparadores de precios que permiten ahorrar todos los días, son cada vez más las empresas que quieren ser incluidas en estas plataformas.

Considere la calidad y el costo 

Los comparadores de precios están configurados para encontrar las ofertas más baratas, pero es posible que no siempre brinden el nivel de cobertura o el estándar de servicio al cliente que sería óptima. 

La calidad es tan importante como el costo, así que concéntrese en obtener una buena relación calidad-precio, no en las ofertas más baratas, cuando compre cualquier producto. En diversas situaciones, es posible que aprecie ciertos beneficios que le ofrecen algunos establecimientos físicos o tiendas online, incluso si cuestan un poco más. 

Sitios de comparación de precios: escollos a tener en cuenta 

Tenga en cuenta que los comparadores de precios no hacen suposiciones sobre sus circunstancias cuando los visita para obtener la mejor oferta. Por ejemplo, verifique si aceptan devoluciones, coste de envío, garantía extendida, entre otros beneficios y costos ocultos.

Si se ha utilizado un comparador de precios y no se está completamente seguro de que un determinado producto sea el más adecuado, lo mejor será llamar directamente a algún establecimiento o contactar con servicio al cliente de un ecommerce para salir de dudas.

No verificar en exceso 

Los comparadores de precios incluyen las mejores ofertas del día, lo que hace que las tarifas sean aún más baratas. Si pasa repetidamente por la página de un producto y no realiza la comprar, se pueden modificar los resultados y entonces se tendrá que pagar más por el mismo producto. 

Caer en las “trampas” del financiamiento

Pagar varias mensualidades en lugar comprar algo al contado puede hacer una gran diferencia. Por ejemplo, cuando se compra una televisión y se acepta un financiamiento en el que quedan cuotas bajas por pagar, lo más probable es que acabe pagando más por el electrodoméstico.  

Esté atento a los extras no deseados 

Los extras no incluidos pueden hacer que unas tiendas se destaquen en los resultados de comparadores de precios y, aunque pueden ser una ventaja, también pueden acabar generando un coste mayor o una gran molestia. Por ejemplo, si se compra un mueble voluminoso, hay que verificar que el transportista no se limita a dejarlo a pie de calle y obligue a que el comprador lo suba hasta su vivienda u oficina.

Otro caso es cuando se obliga a comprar un “combo” de productos o “servicios” por un precio un poco mayor.  Por ejemplo, un seguro contra roturas de la pantalla del celular que el primer año tiene un precio bajo, pero que aumenta al siguiente y se renueva automáticamente sin que el comprador se haya enterado. 

En cualquier caso, cuando se haga clic en el sitio web del establecimiento o tienda online, debería ser posible eliminar los extras, pero es imprescindible que los consumidores lo tengan claro para evitar pagos no deseados en el futuro.

Trucos para obtener precios aún más bajos

Hay pequeños trucos para obtener precios aún más bajos de los que puede encontrar en un comparador de precios:

  • Abandonar las cestas de compras para intentar obtener un código de descuento: Hay sitios web que si observan que se ha abandonado el carrito de la compra antes de realizar el pago, le envían al usuario un código de descuento para tentarlo a volver.
  • Ofertas ocultas.  Algunos establecimientos pueden hacer un descuento adicional si el comprador acude personalmente a recoger el producto. Sólo se tiene que preguntar a la tienda si se podría descontar el gasto de envío.

Conclusión

Como se ha podido ver, los comparadores de precios en Perú pueden ser unos grandes aliados para descubrir las mejores ofertas de miles de productos, además que le ahorran tiempo en visitar decenas de ecommerce y desplazamientos innecesarios para visitar varias tiendas físicas.  Sin embargo, hay que estar atentos para evitar caer en las trampas que ponen algunos establecimientos y tiendas online para que el comprador acabe pagando más por complementos que se suman al coste de un producto determinado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.